viernes, 28 de marzo de 2014

Grandes olvidados de nuestra historia

Olegaria  Machado Amor (1763 - 1820)

Considerada, cronológicamente, la primera poetisa minuana, fue maestra, escritora, traductora de idiomas (francés e italiano) y también pintó cuadros a lápiz y efumino.
Ejerció el magisterio en Treinta y Tres, Minas y Sarandí del Yí. El solo hecho de haber sido la primera maestra de Florencio Sánchez, la hubiera salvado del olvido.
Olegaria Machado Amor llenó con su poderosa personalidad toda una época de la cultura minuana, fue una poetisa muy atendible –de esas que habrá que rescatar algún día del olvido– y una activa militante blanca, que tuvo el coraje de poner una alfombra celeste al paso de Aparicio Saravia por las calles de su ciudad, en 1904. Dejó en Florencio una huella muy profunda, tanto como para que el dramaturgo la visitara, poco antes de partir para Europa.
El también poeta Manuel Benavente, en una melancólica página, expresó que era fina y delicada, armoniosamente sensible y que sus versos eran sencillos, de un romanticismo dolorido y hondo, a lo Lamartine y De Musset, sus poetas preferidos.
El señor Emilio Machado, en 1965, cuando lo visitamos en su residencia de Sarandí del Yí, conservaba un cuaderno con versos autógrafos de Olegaria Machado Amor. La Gran Guía General Fin de Siglo de la cuidad y Departamento de Minas, incluyó en su edición de 1900 dos poemas suyos, uno de 1878 y el otro publicado en la Prensa de Treinta y Tres el 7 de setiembre de 1899.

En Minas, cuidad donde vivió gran parte de su vida, falleció el 18 de febrero de 1820, soltera, de 57 años de edad, según la correspondiente partida defunción.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario